El gato que nadie conoce

Sin título-1De los gatos todo el mundo habla. De los gatos todo el mundo opina. Pero realmente, ¿conocen a los gatos? La mayoría de las personas califican a estos felinos de independientes, ariscos, manipuladores, poco cariñosos… Y la mayoría no tiene ni idea de lo que habla; incluso muchas de las personas que tienen gatos, los desconocen.

Los gatos no son tan distintos de los perros como pensamos; son animales que aman y necesitan ser amados; animales que no necesariamente precisan de la calle para ser felices. Son seres vivos que nos acompañan en nuestra vida deseosos de mejorarla. Es el ser humano el que les obliga, a veces, a ser de una determinada manera.

En la antigüedad, el gato era el cazador de ratas por excelencia. A pesar de haber sido venerados en Egipto, con los años pasaron a un segundo plano siendo expulsados de la vida del hombre. Mientras el perro era domesticado e insertado en nuestros hogares, el gato estaba obligado a vagar por los campos y las calles. En la actualidad, muchos de ellos aún conservan su naturaleza salvaje debido a la acción del hombre, tanto en el pasado como en el presente. Los gatos no llevan ni la mitad de tiempo en la vida del ser humano, como animal doméstico, que los perros. Por este motivo, algunos siguen siendo cazadores e independientes, pero no son la mayoría.

IMG_20121111_040135Al igual que hay hombres buenos y malos; honrados y truhanes y cariñosos o despegados, también hay gatos con características muy dispares. Hay gatos que sí que son ariscos e independientes, y gatos que lo único que quieren es estar pegados a sus dueños cual lapa a la roca. Hay gatos que muerden, y gatos que ronronean solo con mirarlos. Hay gatos juguetones, y gatos cuya postura por excelencia es la horizontal.

Si antes amaba a los gatos, ahora que trabajo con ellos este sentimiento se ha multiplicado por mil. Conocer a los gatos es imprescindible para poder hablar de ellos, porque solo con haber convivido con uno o haber conocido al de tu primo, no te hace conocedor de la especie. Es más, seguro que en este mundo, hay muchísimas más personas malas y egoístas, que gatos ariscos.

IMG_20130507_142535Es cierto que la confianza del gato hay que ganarla, al igual que con las personas. Un gato por regla general, de primeras, necesitará conocerte para acercarse. Son muchas las personas que cuentan que fueron atacadas por el gato de su amigo, al que alegremente acariciaron sin conocerle. Y pese a lo que puedan pensar, el error probablemente sea de la persona. Imaginaos que alguien que no os conoce de nada viene a tocaros el pelo así por las buenas, no os gustaría ¿verdad? A ellos, normalmente, tampoco.

Cuando nos acercamos a un gato por primera vez, debemos dejar que sea él quien de el primer  paso. Es bueno que le pongamos una mano para que la huela y comprenda que no somos hostiles, sino todo lo contrario. Muchos gatos durante la primera toma de contacto no son cariñosos, y otros que desde el primer momento te adoran. En la variedad está la belleza.

IMG_20130507_162920Como dije anteriormente, al igual que hay humanos de todas las clases, también hay gatos con temperamentos completamente diferentes. Encontrar a tu gato ideal no es tan difícil siempre y cuando te tomes tu tiempo.

En su día un amigo me dijo que quería un perro, pero que por la falta de tiempo y de espacio no podía. Yo le comenté la posibilidad de adoptar a un gato, y su respuesta fue negativa. ‘’Yo quiero un perro para acariciarlo cuando quiera yo, y no cuando él me deje’’_ dijo_ ‘’los gatos son muy pasotas’’ (como siempre el típico tópico).

Hay gatos cuyo mayor deseo es estar todo el día ronroneando junto a la persona que les ama y les cuida. Gatos que os piden mimos y os persiguen por los pasillos encantados de tenerte a su lado. Y gatos que aunque parezcan más independientes y menos mimosos, os adoran por encima del mundo.

IMG_20130315_135614Mi gata se llama Marea. Ella parece el auténtico gato, ese al que muchos critican. Se ve independiente, no pide mimos constantemente y en ocasiones te pega un bocadito. Pero me quiere y me necesita. Una vez se puso enferma y solo quería que estuviese con ella. Duerme conmigo por las noches y se enfada si me voy de viaje. Me adora, pero no lo expresa las veinticuatro horas del día, y vuelvo a lo mismo, ¿usted dice constantemente lo mucho que quiere a sus seres queridos? ¿Les besa tanto como debería? ¿Les demuestra su amor en el día a día? Hay que empezar por ahí antes de criticar.

Yo misma era de las que pensaba que los gatos seguían un patrón de comportamiento muy similar. Me equivocaba. En Uprodea me han abierto los ojos todos y cada uno de los gatitos a los que voy a cuidar dos veces por semana. La mayoría son buenos y cariñosos, y aunque no todos pidan mimos, todos los necesitan. Unos expresan sus ganas de abrazos y otros no, pero no hace falta. Lo veo en sus ojos.

IMG_20130521_195005Cada día que paso con ellos aprendo más sobre sus comportamientos y necesidades; y es que no es todo como parece y como dicen los demás. A veces hace falta pararse a observar y dejar que el tiempo y la constancia te hagan más sabio. Es cierto que tener un gato es más despreocupado que tener un perro en el sentido de que no tienes que sacarlo a pasear con la correa para que haga sus necesidades, porque él solo las hace en su arenita. Pero toda persona que posea un felino en su vida debe saber que no es un artículo de decoración. Hay que estar pendiente de que tenga divertimentos y juguetes; de que el agua esté fresca y de que la arena esté bien limpia. Hay que dedicarle tiempo al juego en común y a las caricias, y sobre todo, hay que prestarle atención, no dejarle en la ignorancia ante el pensamiento de que ellos son felices con su pasotismo.

Muchos gatos no piden mimos porque no saben hacerlo. Es el caso de Goliat, gatito en adopción que podéis ver pinchando aquí. Él parecía muy pasota e independiente hasta que aprendió que la mano humana es buena, y que le encanta que le den masajitos.

IMG_20130507_142003Dalia (aquí su vídeo), puede estar la mañana entera detrás de ti para buscar mimos. Es incansable, lo que yo llamo un gato-perro.

Manchi se pasa los días tumbado en la cama esperando a que te acerques a decirle cosas bonitas (aquí su vídeo), y Minnie no se queda quieta hasta que la coges en brazos (pincha aquí para conocerla).

Luisito es el auténtico compañero, no solo se deja hacer de todo sino que además le encanta el contacto humano (vídeo aquí), y como Luisito, Dalia o Manchi, casi todos los del refugio. Unos más tímidos que otros, más cariñosos o más despegados, pero todos deseando que vaya para decirles lo hermosos que son.

Cuando una persona me comenta que quiere un gatito, siempre pregunto lo mismo ¿quieres que el gato sea cariñoso y apegado? Todo el mundo suele responder afirmativamente, entonces, la siguiente pregunta es, ¿te importa que el gato sea adulto? Aquí todo el mundo pone la misma cara. Y es que todos se imaginan con un bebé gatito en sus brazos.

IMG_20130521_194827Adoptar un bebé gatito es una experiencia maravillosa, pero si de verdad quieres un gato con unas características determinadas, lo mejor es cogerlo un poco más crecido. No digo que sea un gato de seis años, pero sí uno más mayor. Así se ve el temperamento del felino y es realmente la mejor opción para conseguir el gato de tu vida.

Un gato hace que tu vida sea más completa; te acompaña en tu día a día y alegra las jornadas más tristes.

El gato también puede ser el mejor amigo del hombre, nunca lo olviden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s