Imaginación cero…

Esto no es un mensaje de SOS, pero casi. Señores, la imaginación, capacidad que poseen algunas personas para inventar cosas atractivas, se está agotando, casi tanto o más como el agua o el petróleo. Se trata de una característica humana muy valiosa en peligro de extinción. Suerte que aún conservamos personas capaces de utilizarla sabiamente para hacernos reír o reflexionar; para dejarnos con la boca abierta y los ojos como platos; para hacernos viajar a lugares que jamás habríamos soñado…

¿No notáis que os suena demasiado todo? Spots publicitarios, películas, series, libros… ¿No es como volver a vivir parte del pasado?

Hace poco fui al cine a ver ‘Blancanieves’ (Mirror, mirror), película que me encanta desde pequeñita con esa versión de Disney tan auténtica… Creí que como tenía buenos actores, podría ser entretenida. Y sí, solo fue eso, entretenida… El guionista tendría ganas de inventarse una película absurda pero no se le ocurrió un título pegadizo, así que directamente lo copió de uno ya famoso… Es indignante ver cómo se cargan las bonitas historias para hacer una película taquillera que no solo carece de sentido, sino que además en nada se parece a la original, salvo por la osadía de plagiar el nombre…

Ahora se estrena ‘Blancanieves y la leyenda del cazador’… Miedo me da, pero para que veáis a lo que quiero llegar: en un año, dos copias de la misma película. Esto es el colmo.

Con los vampiros pasa igual. A falta de temas, copian personajes. Comenzó con la gran novela de Bram Stoker, ‘Drácula’ (1897). Ni que decir tiene que es de recomendable lectura. Fácil de leer y atractiva por su forma, muestra el nacimiento en la literatura de un ser sobrenatural cuyo alimento es la sangre y que conquistaría no solo a los lectores más exigentes, sino también a un amplio público en la gran pantalla de cine.

La archiconocida Anne Rice nos deleitó con su colección ‘Crónicas vampíricas’, donde podemos destacar ‘Entrevista con el vampiro’ y ‘Lestat el vampiro’. Aquí todavía conservaban esa característica de depredador superior y esa poca humanidad propia de Stoker pero, a medida que la historia de este personaje evoluciona en el tiempo, se va convirtiendo en un ser sangriento pero que ama, protege e incluso bebe sangre de animal…

Stephenie Meyer conquistó al público adolescente (y no tan adolescente) con su colección ‘Crepúsculo’, libros que me he leído por supuesto y que en mi opinión no tienen desperdicio ninguno (ya que son entretenidos y adictivos), pero donde podemos observar cómo se degrada la figura del vampiro original… ¿Alguien ha notado la diferencia de aspecto entre el Drácula original y Edward Cullen? No son para nada iguales, pero no deja de ser una copia de un personaje que da mucho juego.

En ‘The vampire diaries’, serie americana basada en la obra literaria de Lisa Jane Smith, los encontramos por el estilo. Cambian rasgos como que en Crepúsculo no se mueren al salir a la luz del sol, y en la serie llevan anillos mágicos que les permiten pasearse a plena luz del día sin acabar tostados, pero por lo demás, vienen a ser lo mismo. Vampiros que aman y cuidan a los humanos; seres que además de beber sangre, pueden emborracharse y comer sin problema. Vampiros que no son vampiros.

‘True blood’, otra serie made in USA sobre estos famosos chupasangres, mezcla al vampiro tipo Drácula con el Cullen en un popurrí donde se desborda el amor, la sangre y el sexo, mucho sexo. En ‘True Blood’ el vampiro es más un ser necesitado de relaciones carnales; la sangre, pues, queda en un segundo plano.

Veremos cómo es la última película de Johnny Depp, ‘Sombras tenebrosas’, también de vampiros… ¡Sí que dan de sí estos colmillitos!

La imaginación escasea y esto hace que se copien los estereotipos que en su día triunfaron. Ya rara vez vemos un anuncio de televisión que nos llame la atención como aquel de ‘Levis Twister’ y su parodia, de la mano de Caster Jeans ‘Enrollaos’.

¿Os acordáis del chico de Coca Cola? Ese anuncio que causó sensación entre las mujeres mostrando un guapísimo joven bebiendo Coca Cola Light. Ahora se echa de menos…

Cuesta mucho encontrar buena publicidad hoy día, (recordemos los anuncios de Cillit Bang con Irma Soriano en Sevilla, que nos dejan a la altura del betún a los sevillanos con ese vocabulario que casi que mataría al guionista del anuncio…) pero a veces, en momentos seleccionados, alguien saca un anuncio como este y suspiramos… Sigue aquí, todavía no se ha ido… Nuestra querida imaginación… Este es el caso del anuncio de Gillette ‘¿A ti cómo te gustan?’ cuyo lema es ‘Fundación de ayuda al hombre lija’… (xD) (perdón, es culpa del Messenger, no he podido evitarlo).

Y es que si la publicidad fuese mayoritariamente buena, a nadie le importaría ver unos minutos en los intermedios de las películas o los programas de televisión…

Algo está pasando con la creatividad porque, sinceramente, no creo ni que esté todo inventado ni que las personas sean menos imaginativas. Desde mi punto de vista, la imaginación hay que saber usarla y, en determinadas empresas, deberían mirar más el hecho de que sus empleados utilicen la cabeza no solo para programar lo que ellos quieren sino que deberían valorar que ese trabajador sepa salirse del plato de vez en cuando.

Si los medios de comunicación españoles tuvieran más empleados de este tipo, no concentrarían sus fuerzas en limpiar su plantilla sino que conseguirían dar con la fórmula de cambio para que no fueran necesarias este tipo de medidas… Y es que no hace falta ser un lumbreras para darse cuenta de que aparte de la crisis (que disminuye la publicidad en los medios), el gran problema reside en la basura que venden como ‘información de actualidad’.

Imaginación, querida y perdida, ansiada por muchos, ¿qué haríamos sin ella? Menos mal que a algunos nos queda un poco de este preciado don para hacer malabares con el dinero, buscar alternativas al trabajo que no podemos tener y pasar unos gratos momentos salvando el mundo acompañados de amigos y familia, refresco en mano… El día que la imaginación sea un requisito indispensable en el CV,  habrán acabado mis problemas…

2 pensamientos en “Imaginación cero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s