Un lugar llamado libertad

Buscando la decepción en Follett…

La obra que comento a continuación, escrita por el ya famoso Ken Follett en el año 1995, ubica al lector en Escocia, Inglaterra y América en el siglo XVIII, en el momento de la revolución de George Washington y la independencia de las colonias americanas.
La novela consta de 400 páginas y está escrita en tercera persona con el estilo propio e inconfundible de Ken Follett.

El título describe en cuatro palabras la esencia de la trama de la historia, protagonizada por dos jóvenes pertenecientes a dos clases sociales totalmente diferenciadas: Mack McAsh, esclavo en una mina de carbón escocesa arto de su condición en la sociedad, y Lizzie Hallim, una muchacha fuera de lo común procedente de una familia adinerada cuya fortuna pasa por momentos de oscuridad y decadencia.

La obra posee un pequeño prólogo inicial despierta en el lector la intriga y el apetito por devorar cada página de la novela, si bien no guarda una estrecha relación con el hilo conductor del argumento al tratarse de un personaje que no vuelve a aparecer en la historia por pertenecer al siglo XX.

El trabajo está organizado como casi todas las obras de Follett. El autor presenta a los personajes con cada historia, dando saltos racionales de uno a otro hasta unir sus vidas como bien sabe hacer este autor, de una forma tan sutil que el lector casi no logra percatarse del cambio hasta que no lleva un rato leyendo.

Un lugar llamado libertad está escrito en orden cronológico obviando el prólogo, y se divide en tres partes según la zona del mundo en la que se encuentran los personajes, que a su vez está divididas en capítulos carentes de título.
Escrita en un lenguaje totalmente ‘Follettiano’_ donde une lo formal con la sencillez_, esta novela va dirigida a un público muy heterogéneo ya que, como todas las obras de este autor, carece de un lenguaje excesivamente culto y recargado.La historia sigue un ritmo rápido y enérgico, por el cual al lector no le da tiempo a aburrirse. Carece de espesas descripciones y diálogos absurdos, pero tiene esa pizca de nicotina literaria que aporta Follett a todas sus obras y que hace de ellas, una adicción difícil de soltar.

La obra, novela histórica junto con ‘Los pilares de la tierra’, ‘Un mundo sin fin’ o ‘Una fortuna peligrosa’, mezcla la ficción con la historia en un combinado de exquisita madurez, sin hacer de la lectura una carga pesada.A los amantes de la lectura, de Ken Follett o de los viajes en el tiempo a través de unas letras en unas hojas de papel, queda recomendadísima esta obra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s